Matias Krahn y su estudio, arte e inspiración. - Slowkind.com
 

Matias Krahn y su estudio, arte e inspiración.

Matias Krahn y su estudio, arte e inspiración.

Desayuno en el estudio de Matias Krahn mientras mi mirada se pierde entre los mil objetos, cuadros, botes de pintura y colores. Su estudio en el barrio Barcelonés del Poblenou es un espacio íntimo, vivido que acoge e inspira, bañado con la luz tamizada que llega de la terraza. Me sirve un te en un un bol de barro con una cucharita de madera mientras su gata Popova pasea elegante cerca nuestro. En su obra vemos una predominancia de color y textura, de códigos y símbolos que sirven de portal hacia su percepción y visión del mundo. plantarte en frente suyo es llevarte un chute de energía. Hablamos del arte, el proceso creativo y la inspiración.  

 

matias-krahn-artista-slowkind-02

 

¿Matias, en qué estás trabajando en este momento?

Estoy trabajando en dos líneas diferentes, separándolas. Una tiene que ver con una energía interior más contenida, más concreta, tiene que ver con la inspiración y con un proceso de volver hacia dentro. Tiene una energía bastante femenina, podríamos decir. He quedado enganchado a este proceso y me cuesta soltarlo, por eso he empezado a trabajar en otra linea más expansiva, más masculina. Me permito contemplarme desde distintos ángulos y verme de distintas maneras para no ser preso de máscaras. Para mi pintar es quitarme las máscaras.

matias-krahn-artista-slowkind-03

¿Cómo influye en ti el espacio de trabajo?

Influye totalmente, el estudio es taller, como el taller de un mecánico, un lugar de cocina, como un horno donde el panadero hace pan; pero también es un estudio donde uno lee, uno se nutre, uno aprende. Es un laboratorio donde uno experimenta y donde uno juega como en una ludoteca. También es un espacio de vida, donde la vida y el arte se dan la mano. En mi caso también es un espacio muy privado, de mucha interacción mágica donde hay muchas claves, donde se mueven muchas energías y donde hay muchos elementos interactuando que permiten que uno pueda llegar a buen puerto. Para mi es un espacio sagrado de magia. 

matias-krahn-artista-slowkind-04

¿Y la ciudad? ¿Qué te aporta Barcelona humana y creativamente?

Yo creo que Barcelona es uno de los lugares más importantes y más poderosos del mundo para crear. Precisamente porque no está en la palestra como un lugar donde se exhibe arte y se da a conocer. Hoy en día con los medios de comunicación todo está más o menos visible… Pero sí es un lugar que tiene máxima concentración energética. Está al lado de Montserrat, para mi es como un altavoz donde todo lo que uno siente, piensa, cree, se magnifica y hace de altavoz, y Barcelona es un micrófono. La misma Sagrada Familia para mi es un emblema de lo que es un micrófono. Barcelona tiene mucha fuerza para crear, para que lo que uno haga aquí tenga resonancia en todo el mundo, aunque eso no sea valorado ni visible. Me gustaría que algún día se reconozca el poder de los lugares sagrados como generadores de creatividad y de realidades. Barcelona es muy buen lugar para trabajar. A mi me ha tocado vivir aquí toda la vida, sigo aquí porque es donde viven mis hijos y me siento agradecidísimo porque es una ciudad que esconde grandes verdades; está muy protegida, tiene una energía femenina muy poderosa y cuando trabajas con ella se abre y te reconoce. Es una ciudad para degustarla en lo sutil. Tiene su aroma, su carácter, su elegancia, una enorme diversidad de colores y mucho legado, es un legado que necesita ser reconocido y activado. Para mi es un regalo vivir en Barcelona.

matias-krahn-artista-slowkind-05

Si te digo “autenticidad”…

Creo que es un concepto ambivalente y mal utilizado, creo que no existe autenticidad sin el reconocimiento de la falsedad que somos capaces de albergar. Es preferible lo que consideramos inauténtico, feo, horroroso, hiriente, dañado, como matriz de lo auténtico… que muchas cosas que aparentan autenticidad pero son profunda mentira. Hoy los medios de comunicación ayudan a ese vaciamiento de contenido, lo que aparentemente es bonito suele ser profundamente vacío. Mi esperanza es que en un futuro próximo, por pura saturación, nos demos cuenta de que detrás de lo aparentemente auténtico no hay nada y que detrás de lo aparentemente falso hay muchas cosas. Y esto es un proceso individual de reconocer lo falso en uno para poder encontrarle un lugar, cuando le encuentras el lugar es cuando puedes llegar a la verdad, al margen de la forma que adopte. Tiene que ver con el contenido y no con la forma. Es algo que irradia, algo electromagnético, es ciencia y es magia. 

matias-krahn-artista-slowkind-06

matias-krahn-artista-slowkind-07

En tu obra, a veces encuentro elementos que me recuerdan a objetos exóticos, a las alfombras beréberes o a las pinturas de arena de los Navajos. ¿Te inspiran estas culturas? ¿Y otras?

No es que sea solo inspirador, lo inspirador no es lo formal sino los códigos que la forma conlleva. Creo que son códigos de la tierra que están en las cosas que no valoramos, en el arte de los niños, en las artesanías, en los tapices; y son códigos que no se pueden imitar más allá de lo superficial, son ancestrales y van más allá del símbolo, necesitan ser bajados. Si no se va más allá del símbolo no tiene validez. Para poder conectar con una tela beréber o un telar inca-mapuche o con una figurita hopi, tu necesitas bajar ese código, como para leer el tarot. Son códigos que manejan el símbolo pero lo trascienden, forman parte de algo mayor que hemos perdido y que hay que recuperar sin vaciarlo, no intercambiando como una moda pasajera. Cuando uno pinta está despertando códigos que tienen una responsabilidad, uno puede cogerlos y hacerlos suyos pero no puede pisarlos. Cuando hay mal uso, no comunican. Me siento como un guardián de esa energía, hay muchos guardianes en el mundo, y muchos de ellos no se consideran ni artistas. Podemos pisar una alfombra beréber sin saber lo que estamos pisando, precisamente por eso tiene tanto valor. Creo que hay que reactivar el legado de una forma honrada y responsable.

matias-krahn-artista-slowkind-08

Y si te digo “color”…

Uf, todo viene de la luz y la sombra, lo decía Goethe, el color es toda una experiencia de vida, igual que el sonido y que todo. Los colores despiertan códigos, tienen información, tienen energía, y estamos interactuando siempre con ellos. Tienen símbolos y poder, es una responsabilidad usar bien el color. Hay que despertar los colores en uno hacer buen uso de ellos y de su energía sin abusar. Son energías poderosas. Se puede decir tanto y tan poco, ¿no?, la respuesta sería “¿Color? Color”.

En tus redes sociales encontramos una especie de galería de arte con imágenes de otras culturas y artistas; piezas que, imagino, te inspiran. ¿Te consideras un coleccionista?

Por deformación, reconozco mi parte depredadora, en la medida en que puedo, absorbo lo máximo que puedo absorber con mis sentidos, bienvenido sea dentro mío. La vida es un proceso de expansión y de contracción. ¿Qué haces tú con eso? Tengo una biblioteca visual enorme, parte de la creación también tiene que ver con eso, con saber honrar la fuente de donde uno se alimenta. Primero tienes que valorar cómo se te ha dado el alimento porque sino no lo retienes, si lo retienes pasa a formar parte de tu ADN. Hay que estar abierto a todo, nos guste o no nos guste, más allá de lo bueno, bonito o feo, es todo un proceso de absorber y enviar. Al valorarlo lo procesas y entonces lo envías.

matias-krahn-artista-slowkind-08

¿A qué artistas admiras en los últimos tiempos?

A los panaderos.

¿Qué te ofrece a ti el hecho de pintar?

Conectar con la vida, es el proceso de conectar con un dolor muy atávico y a la vez con el gozo. Es un proceso de transmutación y de transformación de las emociones densas a otras más elevadas. Queda plasmado el proceso de uno en la vida, no quedarse en la ansiedad sino poder ofrecer alimento y algo que valga la pena al mundo, aunque nadie lo vea pero que esté, y ojalá que llegue a alguien para que también le ayude. Creo que desde el inicio del arte, éste siempre ha tenido unos fines mayores, generalmente hay mucho arte que es pura contaminación pero yo sigo creyendo que el ARTE mueve cosas para ayudar a la tierra.

matias-krahn-artista-slowkind

Antes, la figura del artista, vista desde una visión “romántica, estaba asociada a la oscuridad y al artista atormentado con mal pronóstico. Hoy, en cambio, se escriben libros desde el lado opuesto, la psicología de lo feliz que a veces llega al extremo de lo superficial. ¿Cuál es para ti el mundo medio?

La figura del artista atormentado es un cliché, un viejo paradigma que ya no vale, es absurdo. Somos presos de ese inconsciente que nos hace creer que solo somos valorados si nos torturamos. Eso genera sentimientos de culpa, se muere Cohen y al día siguiente todo el mundo llora su muerte sin haber escuchado antes ni una canción suya. Van Gogh no vende un cuadro y ahora hay cola para entrar a su museo. No creo que en su momento no hubiese la capacidad de entender a Van Gogh y ahora sí la haya, simplemente nos hemos acostumbrado. Para entender algo, tienes que vibrar en esa energía. Sí que existe una parte de tormento porque uno trabaja con la sombra, es la matriz de donde uno saca el alimento para crear arte, pero si te quedas en un regocijo de la sombra lo que te queda es pura contaminación, lo que tiene más validez es la transmutación de ese dolor en algo que tenga contenido. El arte se maneja en la ambivalencia, es un tema muy serio que maneja energías poderosas y al mismo tiempo, como decía Machado, tampoco importa. No nos lo tenemos que tomar tan enserio, tiene una parte de juego, hay que disfrutarlo.

Queremos agradecer a Matias Krahn el tiempo que nos ha dedicado. Podréis saber más sobre él en matiaskrahn.net y leyendo nuestra entrevista en diarioDESIGN.

Entrevista y textos equipo Slowkind
Fotografías: Milena Güell

Share Post

DESCUBRE OTRAS HISTORIAS

Iñaki Bertrán, socio fundador de The Seeker nos contagia el espíritu aventurero de esta marca, en búsqueda constante de lo último en pieles, telas, materiales, haciendo así honor a su nombre. Su concepto de diseño pasa por la discreción, la flexibilidad, la facilidad. Los modelos

Me gustan las buenas historias y sobre todo me gustan las personas que me las cuentan.

Soy periodista, escritor y entrenador, y sobre todo amante de la comunicación. El lenguaje crea realidad. Me encanta escuchar, paradójicamente la parte más activa de la comunicación. Me fascina desnudar almas y mostrarlas. Creo que todo lo importante va de dentro a fuera y la

Erico Navazo, un interiorista con un don especial, el de saber escuchar y dialogar con los espacios. Si a esto se une su exquisito e innato estilo, nos encontramos con espacios “normales” como a él le gusta describirlos. Espacios de una elegancia sencilla, sin estridencias,